Saltar al contenido

Tiempo de baja por la operación del túnel carpiano

Baja por operacion

La cirugía del túnel carpiano, es un procedimiento relativamente sencillo, donde el individuo es sometido a dicha intervención, con el fin de restituir su funcionalidad y aliviar síntomas. El tiempo de baja después de la operación, es variable según la operación, el individuo, su estado físico, entre otros factores.

Tiempo Mínimo de baja laboral por la operación

Como se mencionó anteriormente el tiempo de recuperación suele ser variable y realmente no requiere ninguna preparación especial para su realización. Los exámenes preoperatorios como rayos x, electrocardiograma, valoración por especialista, hematología completa, entre otros. Pueden realizarse en distintos momentos, sin necesidad de ameritar un ausentismo laboral.

Baja por operación
Baja tras la operación

El tiempo posterior a la realización de la cirugía y final de la baja laboral, tendrá en cuenta muchos factores, pero en el mejor de los casos, luego de un par de semanas será justo volver a reiniciar las actividades.

Por el contrario, si el individuo operado tiene un estado de salud débil o complicaciones durante la misma, el ausentismo se puede prolongar por un par de meses.

Tiempo máximo de baja laboral por la operación

Para ningún empleador o compañía de seguros, es beneficiosa una recuperación lenta, pero esto se ve en individuos con mayor compromiso del nervio mediano o pacientes diabéticos.

En los individuos que padecen de una lesión o compromiso mayor del nervio mediano, la restitución de mielina es más grande, por tanto, se demora más tiempo, tanto eliminar las parestesias como recuperar la funcionalidad.

En los pacientes diabéticos, la síntesis de fibrinógeno y la función plaquetaria están alteradas, por ello la cicatrización es más lenta y mucho más frágil. Con riesgo de infecciones y de no lograr una recuperación completa.

Su tardanza es hasta de dos meses como tiempo máximo, sin embargo, si el cuadro se torna más severo, este tiempo puede incrementar. Para evitar todo ello es necesario seguir los cuidados de manera cuidadosa, como la toma de antibiótico o inicio de fisioterapia, según el criterio del médico tratante.

Volver a la actividad la laboral

En este aspecto se tornará cada caso particular y la profesión del individuo. Si el ambiente laboral permite un manejo pequeño o mínimo de los miembros superiores, a las pocas semanas será tiempo justo. Aquellas personas que puedan sustituir parcialmente el uso de su mano en las funciones laborales, también pueden integrarse en pocas semanas.

Si la actividad física es demandante como conductor, constructor, escritor, entre otras. El tiempo debe ser completo para asegurar una recuperación absoluta. En caso de asistir prontamente al lugar de trabajo y sus funciones sean muy fuertes o sencillamente no se esté bien recuperado el paciente, la cirugía se puede perder.

Por las razones anteriormente descritas, se recomienda individualizar cada caso, tanto por su estado de salud, condición física y actividad laboral. La única manera de asegurar un máximo éxito en la cirugía, es tener una recuperación completa.

Umbral del Dolor

El umbral del dolor luego de la cirugía se recuperará de a poco, así como la desaparición o disminución de las parestesias. En ocasiones el cirujano indicará la colocación de corticoides dentro de la lesión, posterior a la intervención para asegurar disminuir la inflamación.

La continuidad de baja por la operación

La continuidad de baja por la operación, se puede deber a que el umbral del dolor no se modifica, a alguna infección u otra posible complicación. En caso de ser está por presencia de un umbral del dolor disminuido, se tiende a tratar con fármacos como corticoides, anestésicos locales y AINES.

Por el contrario, si el ausentismo laboral se debe a una adherencia en la lesión, infección, impotencia funcional, el médico debe fijar tratamiento y tiempo estimado de ausentismo laboral adicional.